Saltar al contenido

Mi planta de aire está muriendo ¿Qué puedo hacer?

No existe nada más frustrante que ver morir una planta que amas ante tus ojos y no saber qué hacer para evitar que esto sea así.

planta de aire seca
Fuente de la imagen: airplantcity.com

Muchas veces nuestras Tillandsias se encuentran muriendo y al realizar unos pequeños ajustes podremos solucionar esto. Es por ello, que te traemos una guía para identificar cuál es el problema que aqueja a tu planta de aire y qué hacer en diferentes casos.

Cómo revivir una planta del aire que se esta muriendo

Lo primero es identificar si alguno de los factores clave en su cuidado se encuentra desatendido, para ello te recomendamos realizarte una serie de preguntas. En base a ello, podrás fácilmente ver por dónde hay que tirar para resolver el problema.

  • Mi clavel de aire ¿Recibe suficiente sol? ¿El sol que recibe no es muy fuerte como para quemar sus hojas?
  • En caso de tener nuestra planta en el interior ¿La mantengo cerca de un aire acondicionado, cercana a una caldera o fuente de calor excesivo?
  • ¿Riego demasiado mi planta de aire? ¿Visualmente se nota que tiene un exceso de humedad?
  • En caso de tenerla en un terrario ¿Tiene ventilación o es hermético?
  • ¿El clima en dónde vivo es frío o cálido?

Respondiendo estas simples preguntas, podrás solucionar en gran medida los problemas más comunes hacen que tu planta de aire se esté muriendo. Vamos a ver cada una de ellas en detalle.

Mi clavel de aire ¿Recibe suficiente sol? ¿El sol que recibe no es muy fuerte como para quemar sus hojas?

La gran mayoría de las plantas de aire son sensibles al sol directo, sobre todo si es un intenso sol de verano. Es por ello que se recomienda que este tipo de plantas reciban el sol de manera indirecta o no durante todo el día.

En el caso de que tengas tu planta en el interior, lo aconsejable es situarla cercana de una ventana. Con ello, recibirá la luz que necesita y tendrá una ventilación adecuada.

Debes poner especial atención si tu Tillandsia se encuentra en un terrario, muchas veces estos actúan como lupas y pueden quemarlas. Si este es tu caso, debes moverla a un lugar en que el sol no sea directo.

En caso de tener nuestra planta en el interior ¿La mantengo cerca de un aire acondicionado, cercana a una caldera o fuente de calor excesivo?

El tener una fuente de calor muy cerca de nuestra planta de aire lo que genera es que estas se resequen demasiado rápido. Por lo que podrá necesitar modificar su frecuencia de riego.

Este error es muy común y a la vez fácil de solucionar. Debes siempre fijarte en las hojas de tu planta, es el mejor indicativo si requieren de agua o no.

¿Riego demasiado mi planta de aire? ¿Visualmente se nota que tiene un exceso de humedad?

Las plantas de aire son enemigos naturales del exceso de agua. Es muy fácil el caer en este error, ya que el sentido común nos indica que el agua es buena para las plantas. Bueno, en el caso de las plantas de aire, un exceso de agua fácilmente las puede matar.

Recuerda que es mucho más fácil el recuperar a una planta por falta de agua que a una que se encuentra en estado de pudrición por un exceso de esta.

En caso de tenerla en un terrario ¿Tiene ventilación o es hermético?

El aire y la ventilación son fundamentales para tu clavel de aire, es el medio por el cual adquiere todos sus nutrientes. Es por ello que, si no reciben una ventilación adecuada, terminarán irremediablemente muriendo.

Ten especial cuidado en las plantas que se encuentran al interior de un terrario, ya que si este es hermético tu planta sin lugar a dudas morirá.

¿El clima en donde vivo es frío o cálido?

Las plantas de aire son originarias de América, los lugares en dónde se desarrollan son lugares templados. Las temperaturas oscilan entre los 10 y 35 grados Celsius. Por lo que debes preguntarte ¿El lugar dónde vivo tiene esas temperaturas? En caso de no ser así, tus plantas no pueden quedar en el exterior o morirán.

Diferentes casos y qué hacer en cada uno de ellos

Realizándote estas simples preguntas, podrás salvar a tu planta de aire en la mayoría de los casos. Ahora veremos casos puntuales y cómo abordarlos de la mejor manera.

Mi planta de aire se siente suave y se cae a pedazos

Lamentamos decirte que tu planta de aire sufre de pudrición. Algo salió mal en su riego, ya sea que quedó demasiado tiempo sumergida o no se secó adecuadamente antes de volver a su lugar.

Debes siempre asegurarte de que secas muy bien tus plantas de aire antes de volver a ponerlas en su sitio o te arriesgarás a la pudrición.

Lamentamos decirte que la pudrición una vez comienza, es muy difícil de detener. Por lo que la mejor manera de salvar a tu planta es evitando que llegue a este estado.

Las puntas de las hojas de mi planta de aire se han vuelto marrones

Que las puntas de las hojas de tu planta de aire se vuelvan marrones es algo muy común y no suele indicar que estés haciendo necesariamente algo mal. Esto sucede sobre todo con variedades de hojas delgadas.

Es muy común que ocurra cuando tus plantas del aire se encuentran adaptándose a un nuevo entorno. Además, puede deberse a un exceso de sol o falta de humedad. Para solucionar esto puedes buscar una nueva ubicación y ajustar el calendario de riego de tu planta.

Mi planta de aire está seca y marchita

La resequedad y lo marchito en tu planta es generalmente señal de una falta de riego, exceso de sol o falta de ventilación.

Revisa el entorno en la que tienes a tu planta y descubrirás fácilmente cuál es el factor que está perjudicando a tu planta.

Mi planta de aire tiene manchas marrones en sus hojas

Las manchas marrones pueden deberse a un sin número de razones, las más comunes suelen ser por exceso de sol y humedad. Este exceso de sol provoca quemaduras en las hojas.

Estas quemaduras se ven acrecentadas si la planta recibe sol directo mientras se encuentra húmedas.

Otras razones por las cuales tu planta de aire tiene manchas marrones puede ser por el mal uso de fertilizantes, estos pueden llegar a quemar las hojas de tu planta si se aplican de mala manera. Finalmente, puede deberse a alguna plaga u hongos, en el caso de que sea causado por hongos debes aplicar un fungicida que no tenga cobre y sea bajo en sulfatos.

Mi clavel de aire se volvió amarillento

El que tu planta de aire se ponga de tonos amarillos es generalmente un grito desesperado pidiendo ayuda. Se debe a un exceso de sol o a un exceso de agua.

Estos dos factores son fáciles de solucionar, otro posible factor es un envenenamiento por cobre. Esto sucede al usar fertilizantes con altos contenidos de cobre en su composición. Por último, la exposición al frío podría provocar que tu planta se torne de colores amarillentos.

Estos son los problemas más comunes y sus soluciones ¿Tienes algún otro problema con tus plantas que te gustaría comentar?